Reflexiones Nocturas Vol. II

Estoy aprendiendo a exteriorizar mis sentimientos, ideas o pensamientos a través de las letras. Mi mente en las noches maquila historias, sin protagonistas ilustrados. Narra episodios asaltantes en el tiempo y cuenta experiencias anónimas, llenas de virtudes, faltas de atención. Es más difícil escribir sobre alguien en particular que sobre uno mismo, al final, de mí puedo decir o señalar cualquier cosa pero cuando es externo, es complejo detallar lo que siente o lo que piensa aquella persona porque el punto de vista parte de uno, es decir, es mi proyección. Es lo que percibo sobre la situación. Me podría equivocar, sin embargo la verdad es relativa. Lo único que tengo a mi favor, es que soy yo la que tiene el control cuando escribo y sin ataduras me dejo llevar por las ideas que se entrelazan en mis escritos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.