No consigo recordar

Se han esfumado de mi memoria Besos cargados de historia, Besos de cuentos sin desenlace Besos que no culminan En prosa. Se ha extinguido de mi boca El sabor de unos labios, La textura de una piel Inexistente, escasa Y llena de miedos. No consigo recordar El sonido de una voz Diciéndome, Te quiero… No…

Pensamientos crepusculares

Me gusta quedarme inmóvil, sin pestañear ni rebobinar una lágrima mientras observo un atardecer. Es como si una parte de mí, muriese en las ondas crepusculares que emite el horizonte y, volviese a vivir en la penumbra reluciente que existe entre la miseria de los transeúntes y la mía.Y es que en los ocasos muere…

Micropoema #18

La inmensidad de los pensamientosalcoholiza a los quejumbrosos,bañándolos suavementeen un trago amargo. Jessica Pink

Valle del recuerdo

No quise escapar, sin embargo mi huida ya estaba en el ocaso.En ese horizonte magno, lleno plegarías al cielo y penurias oscurasla ira condenó cualquier dogma, que yo profesara. Es fácil salir corriendo,perderse entre los matorrales, cavar mi propia tumbapara luego, regresary dejar la luz encendida. Puedo sonreír,hay una cruz liada en mi pechoarden, arden…

La cerveza y el olvido

La cerveza fría y espumosaatraviesa mi garganta;es como un antídoto contra el olvido.Cada sorbo que bebo cura mi pésima memoria,y no es que no quiera recordarmas el tiempo es tan corto que no queda de otra que seguircon mi destino:Tener un pensamiento errante,huyendo tal vez de todo aquello que sometió mi ser. El vahído del alcohol hace las horas más…

Bruyant

Me aterra el dejarte ir como el querer amarrarte a mi estable inestabilidad, a este miserable odio a los amaneceres fríos y solitarios que solo anhelan un poco de fuego y oscuridad. Me horroriza lo que hay en mi interior, tanto como el no llegar a conocerlo nunca. Y que lo único que logre, sea…

No lamento…

No lamento el tiempo invertido  ni las mañanas de sabor a cafeína, no lamento las sonrisas regaladas  ni los poemas recitados en la almohada, no lamento haber vivido lo que viví ni haber dejado de hacer lo que pude haber hecho, no lamento el llanto que derramé ni la tristeza que sentí cuando los sueños…

Un día aprendí

Un día aprendí a decir adiós sin darme cuenta, cada año que pasa dejo atrás: actitudes, vicios, personas, colores, sabores, errores… y así podría escribir un sinfín de cosas que quedan en el limbo del pasado. En medio de esa nubosidad de antaño, me queda la sensación de haberme quedado con lo mejor de los…

Un minuto de desahogo

Como una vela agonizando, se van apagando mis emociones. Pareciera difícil encontrar mi punto de equilibrio, un día estoy bien, al otro es un completo caos. La vida y sus contrastes, llenándome el rostro de bofetadas todas las mañanas. Escucho los murmullos de los que me rodean, los oigo vociferar sus quejas. Culpan a todos,…

Avanzar es un arma de doble filo

Este vacío no es tristeza, tampoco son ganas de joder. Este vacío no es amnesia ni olvido, mucho menos es un capricho; es una sensación de salir corriendo — desnuda — sin ningún tipo de máscara para evitar caer en el ridículo. Al vacío se desdoblan todas mis emociones cuando me siento desubicada y mis pensamientos…