Todo gira en espiral

El hastío se asentó en la vejez.
Rostro amargo,
inmaculado
¿a dónde irás al terminar
el atardecer?
Tu sombra transparente
acecha demonios
incubados
en las retaguardias
de mi alma.

Finas ropas rojas mancharon
la gracia divina,
y mi voluntad
flaqueo
ante el inminente
fuego cruzado.

Todo gira en espiral,
su entorno
es el puente
de mis deseos,
¿querrás sentir la culpa
que habita
en ellos,
o solo serás el cauce
final de ellos?



17 poema de la serie: Diablo de los poemas





6 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.