Un solo de amor

Adentrándonos en los placeres ocultos
que habitan en la piel;
siendo los dos 
esclavos del poder.
hoy somos dos marionetas
manipuladas por el deseo,
deseo de corromper
nuestras almas en el averno.

Risas involuntarias 
resuenan en las sábanas,
andan sueltos nuestros demonios
y son tus ojos, la llave
que abre paso a mi perversión.
Mi lengua está tibia 
de tanto lamer tu encanto…

La pasión nos venció 
la luna se engrandeció 
y nuestras voces 
se confundieron
en un solo de amor.



Poema inspirado en la canción “Entre Caníbales” de Soda Stereo.

Soda Stereo – Entre Caníbales. 
Anuncios

Sigue hablándome

Inexplicable sensación invade mi ser
cuando te siento recorrer mi cuello
es una fuerte barricada, crepitando mis ojos.
Anestesiada estoy, confusa ilusión 
recorta mi respiración
Es un panic attack en toda su expresión,
las manos me tiemblan
y hay hormigas en la panza.
Disculpa, solo lo imaginé mientras me hablabas 
no cabe tanto éxtasis en tus palabras,
el tiempo pasó, pero todo siguió fluyendo adentro
nada se detuvo.
Mi taquicardia subió y el vacío en mis entrañas se multiplicó
sigue hablándome despacio, 
no te escucho bien
estoy perdida mirando tus ojos 
queriendo morderte los labios o fundirte con un beso.
Sigue hablándome –cállate y bésame–
cuéntame de ti –no te vuelvas a ir–
You make me feel so high!
Tengo unos cuantos te amos atorados en mi garganta

y miles de gemidos esperando pronunciar tu nombre…
Esta vez no me disculpo,
es mi amor el que clama por ti
y eres tú mi perdición. 

Hoy escuché tu voz – Poema

Hoy escuché tu voz

te oí cantar

un bolero solitario

encadenado a los recuerdos

malditos recuerdos que una vez 

fueron nuestros.

La nostalgia se claustro entre 

mi pecho y mi espalda,

fui presa de mis pensamientos

y te volví a querer.

Hoy ya no me dueles

la melancolía abraza mis lágrimas saladas

y me pregunta: ¿cuándo has

dejado de quererlo?

Hoy escuché tu voz

y quise escribirte

ya lo sabes, he desnudado mi orgullo

invoqué tu nombre en esta copa de vino

y te hiciste real en esta poesía;

en mis letras siempre estás

en mis noches te recito poemas en silencio,

turbios silencios que nunca escucharas.