El silencio de los besos

Bésame despacio, con cautela
despójame de esta insuficiencia
                                   de ti.
Quítame el aire
devuélveme el aliento
                         con tus besos,
¿Sientes mi lengua rozar?
yo siento la dicha de sumergirme 
en la vorágine que es tu boca.
Cuando nuestras miradas
                             se cruzan
hay un desenfreno 
                     en mis entrañas
candente fuego,
que quema con exactitud 
tus ansias.
Bésame sin peros
y sin decir ni un solo te quiero,
no existen las palabras
en medio del silencio de los besos. 


Anuncios

Frenesí es mi nombre

Tengo besos atorados,
amontonados en la punta de mi lengua;
quiero incursionar en una boca candente,
e ir arrancándole los miedos.
Uno a uno, irán cediendo 
mientras el oleaje de mi saliva 
va domesticando su pudor.
Tengo quereres aglomerados en mi pecho
y la brújula de mi deseo
busca un capitán 
que pueda manejar el voltaje,
sin riesgo a chocarse al instante. 
Tengo un fuego sin consumarse 
en mis caderas
y un volcán queriendo derramarse
en unas piernas justicieras.
Frenesí puede ser mi nombre
y lujuria mi apellido
y sus manos el vértigo
que hacen crepitar mi letargo.

I’m livin’ like Jim Morrison

Pasión desenfrenada en cada célula de mi cuerpo

Lágrimas sin sentido, dolor incomprendido

Un alma vieja pidiendo a gritos auxilio

El olvido es un trance sin retorno, un viaje constante, la emancipación de la vida. Mi vida es un poema, un poema triste, despiadado y abandonado a su suerte; Preguntas retóricas acumuladas en mi mente. Hago música con el vaivén de mis caderas, el elegante taconeo que persiste en mis pies llevan a cargo mis pesares, desdichas y desilusiones es el compás: “uno, dos, tres, cua… camina hacia adelante, no sabes a dónde llegarás pero llegarás”. – retumba en mi cabeza.

Unas cuantas botellas de whisky son el antídoto para olvidarme de quien soy, un pase de cocaína me conducirá por los caminos más remotos de tu piel, nuevamente olvidándome de mí, no necesito recordar mi cara si puedo lamer la tuya. Y si canto, canto sin prejuicios, canto con el corazón en la mano, porque cantar es expresar los sentimientos amontonados en el alma. Cantar es liberarte de la mierda que te rodea. Cada melodía que aflora de mi boca hacen juego con tus besos y son tus besos la cura que me llevan hasta la locura.

 

Viviendo como Jim Morrison

Libre, ebria, escribiendo

Escribiendo un sinfín de palabras

Que hacen de mí, un peligro constante

 

Viviendo el amor como Jim Morrison

Transparente, único, utópico

Que hace de mi vida el suicidio más hermoso.

 

Follando como Jim Morrison

Dejando huellas en lo que veo y toco.

Si me preguntas: ¿Qué hacer con tu vida?, Yo te diré: vive hoy, vive ahora.