Placer innegable

Aún recuerdo cuando tuve en mis manos el arco del triunfo, Aún recuerdo como bordeaba con mis dedos el designio pontificado,de mis ojos. Magia al instante placer innegable templo sagrado,mi piel estaba adormecida y fue, naufragar en tus agridulces aguaspara ahogarme con tu profundidad. He saciado mi virtuden las ondas sonoras de tu mar,mis demonios…

Te busqué.

Te busqué en la rima de mi poemate busqué en silenciosin apuro,te busqué de día y en la noche oscura,en las olas del maren el castillo de arenayo te busqué…Si bien, no te encontréallí estabasen el reflejo de mis ojosen cada cosa que mirabayo te buscaba.

Espejismo

Hallé consuelo cuando el mar Tocó mis pies; El agua fría fue un espejismo De mi realidad.                           Y en ese entonces,                            La arena se tragó mis penas.

Malditos ojos claros

Malditos ojos claros  me persiguen por todos lados no quiero verlos más, pero es inútil su mirada está tallada en mí. Malditos ojos claros podría confundirlos con ojos de gato, nadar en su profundo mar y cantarles The great gig in the sky. ¡Explosión instantánea! Ahí, cuando me mira ¡Ímpetu en sus pupilas! Parecen girasoles…

Agua salada

Iré al mar le entregaré mis dudas a las olas miraré al horizonte, donde el cielo y el océano son uno. Perderé la noción del tiempo se posará en mi piel la arena, la brisa contestará  preguntas que no quiero saber. En ese instante… Agua salada recorrerá mi cuerpo no podré huir de su encanto,…