El baile de los ahorcados – Arthur Rimbaud

En la horca negra bailan, amable manco,  bailan los paladines, los descarnados danzarines del diablo;  danzan que danzan sin fin los esqueletos de Saladín. ¡Monseñor Belzebú tira de la corbata de sus títeres negros, que al cielo gesticulan,  y al darles en la frente un buen zapatillazo  les obliga a bailar ritmos de Villancico! Sorprendidos,…

RevistaComa 9na edición R&R

¡Hola a todos! Hoy les quiero contar algo…Participé en una convocatoria para una revista local llamada RevistaCOMA, en su novena edición, de la cual eligieron dos poemas míos. Aunque ya había participado antes, en sus anteriores ediciones… esta es muy especial porque es la primera edición impresa. Valoro mucho la labor de ellos porque el…

Poemas de Charles Baudelaire

Algunos de los poemas del libro Las Flores del Mal.  1855. XI EL DE LA MALA SUERTE (El artista ignorado.) ¡Para levantar un peso tan abrumador, Sísifo, sería menester tu coraje! Por más que se ponga amor en la obra, El Arte es largo y el Tiempo es corto. enlutado, Va, tocando marchas fúnebres. –Más…

El corazón delator – Edgar Allan Poe

¡Es cierto! Siempre he sido nervioso, muy nervioso, terriblemente nervioso. ¿Pero por qué afirman ustedes que estoy loco? La enfermedad había agudizado mis sentidos, en vez de destruirlos o embotarlos. Y mi oído era el más agudo de todos. Oía todo lo que puede oírse en la tierra y en el cielo. Muchas cosas oí…

El vaso no está lleno

Hoy el vaso no está medio lleno ni medio vacío, es imparcial observa desde afuera la desgracia voraz. El agua quiso evaporarse desaparecer por completo no hay salidas, sólo bucles de tiempo. La justicia es esquiva donde todo permanece quieto, el silencio es agobiante mortífero, en las noches de inverno. Pero aún no hace frío…

El Túnel – Ernesto Sabato (Fragmento)

“Fue una espera interminable. No sé cuanto tiempo pasó en los relojes, de ese tiempo anónimo y universal de los relojes, que es ajeno a nuestros sentimientos, a nuestros destinos, a la formación o al derrumbe de un amor, a la espera de una muerte. Pero de mi propio tiempo fue una cantidad inmensa y…

Me dueles – Jaime Sabines

Mansamente, insoportablemente, me dueles.  Toma mi cabeza. Córtame el cuello.  Nada queda de mí después de este amor.  Entre los escombros de mi alma, búscame,  escúchame.  En algún sitio, mi voz sobreviviente, llama,  pide tu asombro, tu iluminado silencio.  Atravesando muros, atmósferas, edades,  tu rostro (tu rostro que parece que fuera cierto)  viene desde la…

Poema Adyacente

Vi el sol reflejado en el río/ En la cumbre de la montaña Los árboles se rozaban entre sí La tierra abriéndose inhalaba. Vi las nubes corriendo/ En el rostro de mi madre habitaba la esencia de Dios La naturaleza estaba muerta. Vi los metales transformase/ Era alquimia al instante A los átomos repatriarse Junto…

Elogio de la sombra – Jorge Luis Borges

La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)  puede ser el tiempo de nuestra dicha.  El animal ha muerto o casi ha muerto.  Quedan el hombre y su alma.  Vivo entre formas luminosas y vagas  que no son aún la tiniebla.  Buenos Aires,  que antes se desgarraba en arrabales  hacia la llanura…

Malditos ojos claros

Malditos ojos claros  me persiguen por todos lados no quiero verlos más, pero es inútil su mirada está tallada en mí. Malditos ojos claros podría confundirlos con ojos de gato, nadar en su profundo mar y cantarles The great gig in the sky. ¡Explosión instantánea! Ahí, cuando me mira ¡Ímpetu en sus pupilas! Parecen girasoles…

Como ser un gran escritor – Charles Bukowski

Tienes que cogerte a muchas mujeres bellas mujeres, y escribir unos pocos poemas de amor decentes y no te preocupes por la edad y los nuevos talentos. Sólo toma más cerveza, más y más cerveza. Anda al hipódromo por lo menos una vez a la semana y gana si es posible. Aprender a ganar es…

Tres respiros para vivir

Un respiro… Tanta indolencia ha dejado abiertas las heridas cuesta mucho alzar la cabeza  cuando hay cicatrices por sanar. Qué diminuto te ves qué diminuto te sientes qué ridículo es vivir así el dolor no pasa es una brújula buscando redención.  Dos respiros… Reminiscencias aparecen en el teatro blanco de la memoria apuntando con finas…

Canibalismo (Cuento) – Andrés Caicedo (1971)

Uno de mis cuentos favoritos de Andrés Caicedo.    Hay varias maneras de comerse a una persona. Empezando porque debe ser diferente comerse a una mujer que comerse a un hombre. Yo he visto comer hombres, pero no mujeres. No sé‚ si me gustara ver comer a una mujer alguna vez. Debe ser muy diferente….

El Lado Oscuro del Corazón –Película–

Poemas Espantapájaros 1 (Oliverio Girondo)  No sé me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy…

Fragmento de Satanás (Mario Mendoza)

Capítulo X Campo Elías Delgado, ex combatiente de Vietnam y ahora profesor de inglés, pasa, con las manos temblorosas y recubiertas por una fina capa de sudor, las páginas de la novela, el extraño caso del Doctor Jekyll y Mister Hyde de Robert Louis Strevenson. No lee por entretenimiento o distracción, sino de una manera…