L’horloge – Charles Baudelaire (En francés y español)

Horloge! Dieu sinestre, effrayant, impassible,Dont le doigt nous menace et nous dit: «Souviens-toi! » Les vibrantes Douleaurs dants ton cœur plein d’effroi Se plateront bientôt comme dans une cible;«Le Plaisir vaporeux fuira vers l’horizonAinsi qu’une sylphide au fond de la coulisse;Chaque instante te dévore un morceau du déliceA chaque homme accordé pour toute sa saison.«Trois…

El baile de los ahorcados – Arthur Rimbaud

En la horca negra bailan, amable manco,  bailan los paladines, los descarnados danzarines del diablo;  danzan que danzan sin fin los esqueletos de Saladín. ¡Monseñor Belzebú tira de la corbata de sus títeres negros, que al cielo gesticulan,  y al darles en la frente un buen zapatillazo  les obliga a bailar ritmos de Villancico! Sorprendidos,…

Poemas de Charles Baudelaire

Algunos de los poemas del libro Las Flores del Mal.  1855. XI EL DE LA MALA SUERTE (El artista ignorado.) ¡Para levantar un peso tan abrumador, Sísifo, sería menester tu coraje! Por más que se ponga amor en la obra, El Arte es largo y el Tiempo es corto. enlutado, Va, tocando marchas fúnebres. –Más…

“Incesto: diario no expurgado” – Anaïs Nin

Fragmentos:  12 de Marzo de 1933. “Artaud… la cara de mis alucinaciones. Los ojos alucinados. Los rasgos angulosos, tallados por el dolor. El hombre soñador, diabólico e inocente, frágil, nervioso, potente… Realmente es un hombre alucinado y alucinante… es un decadente quebrantado y tembloroso, otro “decadente entusiasta”… opio, quizá. Sus ojos trascienden lo que miran….

Canibalismo (Cuento) – Andrés Caicedo (1971)

Uno de mis cuentos favoritos de Andrés Caicedo.    Hay varias maneras de comerse a una persona. Empezando porque debe ser diferente comerse a una mujer que comerse a un hombre. Yo he visto comer hombres, pero no mujeres. No sé‚ si me gustara ver comer a una mujer alguna vez. Debe ser muy diferente….