La Despedida

Ya no quiero perder el tiempo pensando en lo que nunca serás, en lo que nunca darás.No quiero perder mi tiempo recordando lo que fue, ni recordar esas palabras que me dejaron en el lodo. No quiero perder tiempo pensando en tus no me importa lo que sientes, mientras te disfrazas de arrepentimiento.Yo me arrepiento…

Culpa

Te dejo volarporque tus alas son hermosas,perdono tu ausencia,tu dolor es otra cosa. Amo tus pasosaunque se alejen de mí,pretendo entendertecuando te hastías de ti. Te veo en cada rostro,te siento en cada esquina,pero mi alma no lo entiende,no eres punto de esta línea. Anhelas esconderte,me hieres a dos manos,tu silencio me desgarray tus palabras…

Tu ausencia

Tu ausencia me llena de rabia,me hace odiarte aunque no pueday, gritarte a la cara que no te necesitocuando estoy incompleta sin ti. Tu ausencia me llena de vacíos,de insomnios y horas cargadas de por qués. Tu ausencia se llevó el colory me dejó recuerdos en tinta indeleble. Tu ausencia es mi única compañía,me habla…

Todo se derrumbó

Llega ese momento en el que aceptas que todo se está derrumbando a pedazos.Tienes de dónde agarrarte.Una, dos, tres, cuatro, cinco rocas.Fuertes, resistentes, pero solo puedes escuchar el eco de tus errores.Ya no hay solución, nada detendrá la avalancha, los golpes ni las heridas sin sanar.Todo se está derrumbando… Escrito por: Laura Johanna García

Bruyant

Me aterra el dejarte ir como el querer amarrarte a mi estable inestabilidad, a este miserable odio a los amaneceres fríos y solitarios que solo anhelan un poco de fuego y oscuridad. Me horroriza lo que hay en mi interior, tanto como el no llegar a conocerlo nunca. Y que lo único que logre, sea…

Desde las estrellas

Ay, esta paradoja de sentimiento que es el amor, siempre tan fugaz, tan efímero, tan ficción idealizada, son cuatro letras sin peso que rebotan en la mente, y en el cuerpo. Noto la desilusión de un ave que sube desde las entrañas para morir en la garganta. Ahogo las lagrimas que siento de nostalgia en…

Innombrable, no te extraño

No te extraño, pero apuesto a que tú sí me extrañas. Seguramente evitas ciertos sitios porque crees que me verás, o sientes una punzada en el pecho cuando escuchas un cierto nananá, inclusive cuando lo escuchas en tu cabeza y pones alguna canción a todo volumen para borrarlo de tu mente. Es probable que aun…

Avanzar es un arma de doble filo

Este vacío no es tristeza, tampoco son ganas de joder. Este vacío no es amnesia ni olvido, mucho menos es un capricho; es una sensación de salir corriendo — desnuda — sin ningún tipo de máscara para evitar caer en el ridículo. Al vacío se desdoblan todas mis emociones cuando me siento desubicada y mis pensamientos…

Ansiedad — Soliloquio

He aprendido a desvanecerme entre la calma y el desespero. No hay un punto medio entre los dos ni pretendo buscarlo. La presión del pecho aumenta cuando escucho las agujas del reloj, disipándose entre los ecos del silencio. Cuánta tensión hay entre un silencio a otro y qué espesa es la respiración al fingir que…

Catarsis del sin sentido

No me pidas sonreír cuando aún tengo el corazón arrugado, aunque en realidad si sonrío y no me cuesta nada. La felicidad es tan efímera que no trasciende con el paso de las horas; sentirse feliz no es un estado de ánimo, es un bálsamo para la realidad. No me pidas ser optimista cuando es…