Prometo

Prometo desgarrarme en cada eco
susurrado en el horizonte,
mientras escucho 

plácidamente voces celestiales;
he acumulado rasguños
para llegar hasta aquí
y desde lo alto
todo se ve plano.
Desde mis angustias
las sombras se tornan de colores,
Mis cicatrices se abren
y me recuerdan que lo vivido
no fue en vano.
He visto la sangre verterse
mis pupilas dilatarse
mi voz desvanecerse entre gritos.
He perdido la razón
y la he recobrado
entre risas y llantos…
He prometido vivir para contarlo,
así no tenga nada que decir
y si mucho por escribir. 

Anuncios

Tengo Miedo

Estoy en un laberinto lleno de temores, de malos pensamientos y preguntas sin sentido.  El cansancio consume mi espíritu, agobiada se encuentra mi alma tratando de reconocerse entre tanta mierda. Al verme al espejo, me desconozco. Olvidándome de mí, dejé que las decepciones me mataran poco a poco.

Las pequeñas gotas de cada lluvia de enero golpean en mi ventana, son testigo de las mil horas de espera… Para qué seguir esperándote si el tiempo no espera a nadie, Para qué pensar en ti, si tú no piensas en mí.

La soledad ya no me asusta, me atemoriza más estar rodeada de tanta hipocresía humana. Quise calmar mis angustias en  tus brazos, pero aún estás lejos, inalcanzable te siento. Acompañada por unas cuantas bocanadas de humo, viendo la culminación del sol, cada vez más cerca de caer la noche. Es aquel espacio cósmico para renacer en medio de un festín de letras.

 

Tengo miedo de continuar queriéndote como te quiero y al mismo tiempo queriéndome menos.

Tengo miedo de acumular sueños, verlos rotos y destrozados en el suelo.

Tengo miedo perderme al seguir tus pasos.

Tengo miedo de no encontrarme por andar entre suspiros buscando tus rastros.

Tengo miedo de pausar mi vida, verla destruirse en pedazos, ¿a causa de qué?  Es la pregunta que retumba en mi desquiciada cabeza.

Tengo miedo de embrutecerme con unas cuantas botellas de whisky; intentando escapar de la realidad, cuando es ahí  que más cerca estoy de ella.

Tengo miedo a todo menos de morir. Al final será la bella muerte, el único refugio perpetuo donde las verdades saldrán a la luz ante mis ojos desbastados de tantas mentiras terrenales.