Síntesis

A veces trato de entender la finalidad del «todo», de encontrar el porqué, de justificar el cómo y (sobre)pensar en un «tal vez», pero la nada no se cansa de buscarme el lado flaco.
A veces la amargura se viste de ceda, se perfuma y sale a la calle en busca de placer.
A veces la tristeza sonríe en primavera, ríe a carcajadas y miente sin pena.
Solo el llanto calma la tristeza, y la amargura se desvanece en la tregua;
a lo mejor, mis palabras han rebotado contra la pared,
y tu ausencia ha cobrado su factura.



6 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.