Llegó abril.

Llegó abril,
llegó sin prisa y con las cuencas abiertas.
Llegó abril y no callé para ocultar
su encanto.
La brisa acarició mis piernas
y juré al cielo, sonreír
sin esperar nada a cambio.
Mis labios carmín
no mienten,
pero no veo tu boca,
acechando mi fortuna.
Llegó abril,
llegó sin prisa y con la primavera a cuestas.

6 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.