Soy un instante fugaz, y puedo lidiar con ello.

Llegué al borde de la esquina y ya había transcurrido un año más. ¿En qué momento el tiempo se escurrió en mis manos? No lo sé, a veces, ni noto las manecillas del reloj moverse. He cambiado de piel, se me ha caído el pelo y me ha vuelto a crecer; lo he tenido de varios colores y aún así, está fuerte y sano. Los cambios físicos son notorios, así me vea en el espejo y diga que todavía estoy joven, pero hay momentos dónde no me reconozco.

Caminé por toda la avenida y mientras el cielo me vigilaba desde arriba, supe que ya no era la misma. Transmutar es la ley de la vida y yo quise quebrantarla, pero fue inútil. No puedes detener los cambios, ni vivir engañado. Lo cierto es que hay cambios repentinos, cambios que se adelantan al tiempo y esos son los que más se revuelcan en la cabeza y hace espuma los sesos.

Y si la muerte no es fin, ¿por qué duele verla? — pensé en voz alta— Yo no huyo de ella, ni tampoco la busco en los instantes de desenfreno, pues, desde que nací, vivo muriendo lentamente. Cada minuto, cada segundo, algo se va muriendo dentro de mí. Soy un instante fugaz y puedo lidiar con ello.

Me gustan las pinturas de Van Gogh, me gusta la belleza que había en su tristeza. Ser un incomprendido es todo un logro, —y lo digo sin ironía— pues, todos suponen mil cosas de ti y nadie, a ciencia cierta, sabe realmente qué pasa por tu cochina cabeza… y ahí estoy yo, buscando belleza en las cosas tristes, en las cosas mundanas; es un sin sentido, lo sé, pero es con justa causa.

Regresé a la casa y estando en la puerta, entendí… que en realidad no había pasado un año, sino unos cuantos más. A veces el tiempo te folla y se te viene en la cara. Y no tienes de otra, que limpiarte y seguir. Acaso, ¿Cuándo has visto que el tiempo te espera?

10 comentarios sobre “Soy un instante fugaz, y puedo lidiar con ello.

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    “Y si la muerte no es fin, ¿por qué duele verla? — pensé en voz alta— Yo no huyo de ella, ni tampoco la busco en los instantes de desenfreno, pues, desde que nací, vivo muriendo lentamente. Cada minuto, cada segundo, algo se va muriendo dentro de mí. Soy un instante fugaz y puedo lidiar con ello.”

    (así pienso yo…)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .