Poema Pink VI

Afloro mi desnudez frente al lente;
recito mentiras, escribo saturas.
Mis cicatrices están escritas
en los versos.
Tengo calados los nervios
y sigo aquí, desnuda, mirándote
a lo lejos.
Ya caminé hacia el umbral,
me vestí de infierno, y sin salir corriendo
jugué con la luz que brotaba desde el suelo.
Pink me hice llamar,
pero mi nombre es de fuego,
salí del vientre de mi madre
y supe conquistar los cielos.
«Remember when you were young
you shone like the sun«
He brillado como un sol naciente,
entero y resplandeciente.
Me he hundido entre los mares rojos
de esta zozobra, de no saber de mí,
cuando fui yo la que creí.
Sé de sobra que mi piel es escasa,
mis deseos son intrépidos,
y mi boca caza sin esperanzas.
De mi noche no espero nada
y aun así, todo concluye en ella.

12 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.