Vete y no vuelvas más

Vete,
vete y no esperes
nada de mí.
Yo soy mi propio engaño,
y tú eres el mago
sin hechizos.
Vete que el día no espera
y mis noches son eternas,
no te necesito,
no me haces falta.
Eres el péndulo
de mi agonía,
y yo soy la bala
que mora en tu sien.
Vete, y no vuelvas más,
ya me has causado tanto
daño,
y mis venas se quieren
reventar.
No me robes más el aire,
no me mates las ganas
de vivir;
algún día nos volveremos
a ver
quizá, nos volvamos
un infierno,
pero mi cielo
habrá valido
la pena.

8 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.