Vorágine

Y mi silencio habla cuando la noche se aproxima, siento el resplandor bautizar mi alma mientras las preguntas rebuznan, sigilosamente en mi olvido. He fallado en recodar lo que permanece muerto, he mentido al decir que no tengo miedo, pero las mentiras han perforado mi pecho y ya no queda casi nada qué reparar. Ni juntando todas las piezas, alcanzaría a construir la belleza de esta vorágine. Sé que mi tiempo no es eterno, sé que mis lágrimas nauseabundas se secarían en el mar abierto, sé que mi voz temblaría al decir lo que siento, pero el vino recita plegarias en mi boca y sin escupir una gota de remordimiento, vencí la noche mientras ella me maldecía en versos.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.