Oscuridad, mi realidad.

No me asusta mi sombra
ni la soledad que hay detrás de ella,
no le temo a mi angustia
ni al aire que me ha de faltar,
mas la mentira de vez en cuando
se disfraza de verdad.
El dolor es un pasajero
que viaja de vagón en vagón
hacia tierras adormecidas,
en el fondo de mi alma.
Él no tiene compasión,
él no sabe de perdón…
Es mi fiel compañero,
me oye en la oscuridad
y me muestra la realidad.

8 poema de la serie: Diablo de los Poemas

8 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.