Viernes de blues

Le escribo al viento que recita tu nombre,
al suelo que ha recogido los recuerdos
de mi camino.
Sueño contigo, mi cama hiede a olvido

Viernes de blues, tabaco y whisky
me he olvidado de mí,
es mi poesía
el salvavidas que trata de encontrarme,
entre los besos te que di
y los versos que recité
cuando la música dejó de sonar.

El cielo estrellado repliega mi ineptitud
de no saber nada,
de saberlo todo y callar.
Una vez más, mi entrañable amiga, Soledad
está arrodillada ante mí
quiere chuparme la pija,
y yo estoy a un tiro
de acabar con el suplicio de estar vivo.

5 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.