Me dejo caer

Me dejo caer;
sé que voy a morir 
esta noche,
pero mi mente parlotea
y no me deja 
matar mi promesa.

La noche cabalga 
en mi espalda
y jadea como una 
ramera en celo.
Me relata sus amenazas
en mi contra,
se burla de mi fe.
Tiene la rienda suelta 
y la oscuridad está a su favor.

Otras veces habría dicho 
que no tengo miedo
pero hoy sí.

Pude haber muerto,
haber enterrado 
lo que no me gusta de mí.

Sin embargo, 
me levanté y no hubo peros,
la mañana está a mis pies
y no me vencí.

Cuarto poema de la serie: El diablo de los poemas.

Anuncios

9 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.