Sin punto final

Segundo poema de la serie: El diablo de los poemas.

En medio de mi silencio
hay susurros;
oigo voces que gritan 
mi nombre
y me piden clemencia.
Yo quiero borrarlas
de mi mente,
escribo, sigo escribiendo
hasta que la última letra 
sucumba sus palabras.
El insomnio llegó sin avisar
y yo le abrí la puerta;
dejé que me abrazara 
hasta calmar mi sed,
pero el desasosiego 
es como un piano 
que no deja de tocar.
Vientos de madrugada
están en mis oídos
y yo sigo escribiendo 
este turbio poema 
sin punto final.

4 Comentarios

  1. Buen día, Jessi. He sido nominado para algo que han denominado los Sunshine Blogger Awards. La mecánica, para aceptar dicha nominación, consiste en la nominación de otros once blogs y contestar unas preguntas que, a su vez, realiza quien te nomina. Puedes echarle un vistazo en mi publicación de hoy si te place, donde se explica un poco más la historia. Por lo general me gusta lo que escribes, así que, pues, nominarte me pareció lo adecuado. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.