El idiota

La música se adueñó del espectáculo,
su mente quería recuperar el control
ipso facto
un nubarrón de algarabía
interrumpió la función.
Risas vertiginosas
contagiaron el humor
del idiota,
no tuvo más remedio
que acabar con su presión.
Triste son sus letras,
de sus pulgares
brotaba armonía pura;
obras de arte
al alcance de los más débiles.
Un corazón unísono
queriendo conquistar
terrenos baldíos…
Yace el idiota
con sus versos gota a gota
merodeando
por las esquirlas de sus amantes
sacudiendo su lengua
en cuerpos de trance…
y su voz agoniza
y su alma se marchita
y solo respira
así ya no tenga prisa.

Anuncios

12 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.