No siempre le escribo al amor

No siempre le escribo al amor
su metáfora es mi camuflaje
para hablar de vicios
e inmoralidades,
sin asustar a los santos
y violarle la mente a los castos.
No siempre le escribo al amor
ni deshojo rosas rojas
mientras me follo
las oportunidades.
Mis letras pueden ser soeces,
sinceras como el filo
de un cuchillo
que atraviesa tu fina garganta;
mi poema puede ser vil
hasta enfermar tu dulce boca
por andar recitándolo
a los cuatro vientos…
Y por eso no siempre le escribo
al amor,
porque si amar es una perdición
yo quiero seguir escribiendo
esta alegoría, que no es más
que una realidad constante.


Anuncios

17 comentarios sobre “No siempre le escribo al amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.