Domingo Híbrido

Maleza escudriñando por las ventanas al sortilegio de la soledad,
oscuras sonrisas alumbrando en el pozo de la desolación;
hay un maleficio en estas paredes, apuntando hacia la realidad.
Así son los domingos híbridos:
el piso se retuerce en las penumbras, no hay equilibrio constante, 
la mancha crece, crece sin obstáculo alguno.
Qué diminuto es el cuerpo cuando las cargas 
superan lo primitivo, y mientras la maldad se ríe a carcajadas
los miedos van consumiendo la poca dignidad que queda.
El viento sopla en contra vía, retumban los vidrios de las ventanas
afuera hace calor, adentro el frío es descomunal 
no para de llover en estas cuatro paredes
y el vacío es un lugar común.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. “Qué diminuto es el cuerpo cuando las cargas
    superan lo primitivo” Muy buena frase.
    Me ha encantado.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Jessi Pink dice:

      Muchas gracias. Feliz que te haya gustado. Un gran saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .