Muerte lenta

Ardor en la boca del estómago
crujen las enzimas digestivas,
calcinado está el esófago
y en el vértice de las comisuras
hay espuma viscosa. 
lengua reseca, labios partidos
ojos rojos, mirada perdida;
gritos desesperados
manos temblorosas,
excesivo sudor brota 
desde la testa hasta los pies.
Al fondo del pasillo 
se escucha Moonlight Sonata;
los oídos duelen

y una fuerte lluvia de sangre
sale de la nariz.
Las tripas quieren florecer en el ombligo,
no hay equilibrio
sino unas piernas débiles, frágiles, 
inservibles para correr;
el llanto desconsolado
cubriendo el rostro moribundo,
el cuerpo pudriéndose 
poco a poco,
su alma buscando una tregua 
pero la muerte lenta 
está aquí
reposada y echando raíces 
en la banca. 

4 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.