Plenitud

No me he quedado con nada
he dicho todo,
me siento tan liviana
como las olas del mar,
que tocan tierra firme 
y regresan al océano
llenas de libertad.
Escucho mis pulmones
rebosar el aire que respiro,
el tiempo se desvanece 

en cada bocanada;
mi piel extasiada 
aniquila los sentidos,
no hay movimientos
y mi humanidad viaja
sin salir corriendo.

Si la muerte es la plenitud,
creo que he muerto
pero aún sigo respirando
y mis ojos brillan
cuando miro el cielo.
Esto no ha terminado
así no haya dicho todo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Pamela dice:

    Sí, cuando puede decir lo que siente, se siente más liviano, tal cual, se libera.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jessi Pink dice:

      Muy cierto, gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .