Suena a misterio

Suena a misterio seguir aferrada 
a los recuerdos,
nefastos recuerdos 
oxigenándose de mi presente.
Suena a misterio seguir queriéndote 
en silencio,
eterno silencio plagado 
de inútiles suspiros,
que viven susurrándome tu nombre.
Suena a misterio los domingos
—a pesar de convivir con la soledad—
son más solitarios de lo habitual.

Y las mañanas saben a sal
y mi cama hiede a olvido
y las noches son taciturnas
y mis días corren tras el reloj.

Suena a misterio mis poemas
aún acechados bajo tus ojos,
perenne encanto 
atado a las fibras de mi cuerpo.
Suena a misterio verte en cada lugar
como un fantasma, 
caminando al lado mío
y sin poder tocarte,
porque en mi plano 
no existes, no estás. 

Y no quiero dedicarte un poema más
y no quiero recordar
tus labios 
posados sobre los míos,
y no quiero dibujar
tu cuerpo 
en mis gemidos.

Suena a misterio mis caprichos
sofocarte con mi aliento
enredarme en tus cabellos
mientras mis ojos, 
te dicen
cuanto te deseo.
Suena a misterio mis sueños,
murmurando delirios 
primitivos,
que viven en mi piel
y se trastornan con la tuya. 

Todo este misterio
es inmutable,
trasciende con el tiempo
sin albergar 
esperanza alguna.  

Anuncios

7 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.