Microcuento – El Puñal

El miedo se tragó sus palabras 
no quiso arriesgarse a nada,
pudo más su soberbia
el ego sobrepasó su cabeza
ahí estaba ella, 
abriéndole los brazos
y él no quiso verla,
se negó a hablarle 
no quería hacerle daño
pero, el daño ya estaba hecho.
Su indiferencia fue el puñal
rastrero que acabó
con la poca fe
que habitaba en ella. 

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.