Vicio de nunca acabar

Aquí estoy otra vez, enfrentando a la hoja en blanco
apelando contra la inspiración,
acabando con esta sed.
Hay un manojo de papeles arrugados por toda la habitación
nada me gusta, nada me convence…
Quizá la musa se ha ido
quizá la suerte me teme
qué distante se siente empuñar la pluma
cuando tienes mucho por decir y poco para escribir.
Estas es una de esas crisis,
donde la abstinencia me está matando
¡Es un vicio escribir! – decían.
Porque mientras más escribes, la mente y el corazón
te exigen una dosis más alta de letras.
Para esta guerra, voy hacer una tregua:
soltaré mis sentimientos, me aferraré a esta hoja de papel,

la musa de la inspiración no tendrá más remedio
que aparecer y brindarme letras
de ese modo, escribiré hasta quedar bien high
porque este vicio es de nunca acabar. 

 

5 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.