Reflexiones Nocturnas Vol. IV

Sentarse a escribir lo que sientes, es como correr una maratón, sabes que vas a llegar pero no conoces el final. Parto de este principio porque es así, muchas veces no sé cómo voy a concluir una historia, un poema o un relato. Dejo que mis dedos fluyan al compás de lo que mi mente ordena. Después digo: ¿En serio escribí eso? Vaya, qué locura. Si hay algo real en la vida, es la escritura, porque no importa si la historia es real o ficticia, siempre vas a escribir lo que sientes y es tu esencia la que se ve reflejada en las letras.

3 Comentarios

  1. Cuando escribo en el blog, al ser todo real… cuando lo que escribo es una mala experiencia me sirve como depuración. Si es algo bueno al principio me hace sentir pero con el paso de los días siempre caigo en la cuenta que no pasará de ahí.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cuanta razón, seguro a la mayoría nos pasa este tipo de sensaciones. Yo en ocasiones al leer lo que he escrito, me pregunto «¿Qué acabas de hacer? Se te ha salido de las manos Jaja».

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.