Microcuento — 3:00 AM

Has venido otra vez y la verdad que esta vez no te esperaba. Vienes tan campante, después de escaparte por una larga temporada; en busca del cálido refugio que te brinda mi almohada. ¿Qué creíste? ¿Qué te esperaría con los brazos abiertos? Escupo en tu cara, te maldigo mil veces. Sólo cuando estás aquí, yo soy infeliz, sólo cuando estás presente, mi vida es gris. No pierdas el tiempo conmigo, busca en otra cama consuelo alguno. ¿La energía de los demás no te basta? Siempre apareces de madrugada. Quieres que te escuche, quieres que te hable y yo, yo sólo quiero dormir. Por tu culpa no concilio el sueño, y me haces despertar malhumorada. Ya basta de tus jueguitos, mejor vete, aquí no eres bienvenido. ¿Qué pasa? ¿No entiendes? Tú y yo no somos compatibles. Tú me odias, y yo te odio Insomnio, mil veces te odio.

7 Comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.