La duda

Se me han revuelto las entrañas,
Siento que todo el mundo me engaña
Esta sed de la verdad
Me está robando la calma.
No puedo pensar bien
He perdido el apetito
Mi única ayuda es el licor bendito.
¿Cómo una duda puede robar el aire que respiro?
El desasosiego de conocer todo a medias
Hace que pierda la poca razón que me queda.
No escucho mi consciencia
Y quiero todas las respuestas
Si de esta no salgo, sólo me queda por decir:
¿quieres matar a alguien en vida?
Siémbrale una duda en la cabeza.

9 Comentarios

  1. La duda es como la hormiga, poco a poco trabaja para construir la mentira. La verdad es más simple y por eso no tiene posibilidad a la duda. Me ha gustado mucho el escrito y me gustaría usarlo para una reflexión en mi blog, si me lo permites.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.