La soledad

La soledad dice lo que el ruido calla. Cuenta historias imaginarias de seres extraños que habitan en la psique. Crea mundos alternos, llenos de sueños por cumplir. La soledad invita a conocer la realidad; sin vendas en los ojos, sin tapujos y sin prejuicios. En ella se esclarecen las mentiras que las personas ocultan sin razón. Los miedos florecen en la oscuridad, relumbran en la cima de la adrenalina. Pero, ¿acaso dejarse amedrantar por la soledad sirve de algo?, ¿Por qué hay que huir de ella?

El silencio dilata la melancolía, prolifera las penas en una estruendosa calma que va siendo aniquilada por la soledad. Es así como la nostalgia toma participe y no se sabe si sentirse bien o mal. No se sabe qué hacer, si reír o llorar. No se sabe qué decir, si gritar o ahogarse en lágrimas. En la garganta hay un puñado de nudos esperando ser desatados, sin embargo, la angustia los reprime, creando un caos emocional que podría terminar mal.

El reloj no se detiene y la noche se presta para consumir las esperanzas. Ella invoca a los  recuerdos que suelen destruir la  paz que existe en la soledad. No se puede escapar de la soledad, no se puede cerrarle la puerta, ¿Qué fin tendría ignorarla para luego querer desearla?. Lo paradójico de esto, es que la soledad puede hacer daño, pero también es sano vivir en ella, sino no habría manera más efectiva para conocerse ¿No?

 

 

Anuncios

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.