Real No Real

La vida es mi puta y yo hago con ella lo que quiera

A veces no distingo el sol de la mañana del sol de la tarde, cientos de nubes cargadas de preocupaciones opacan mis pensamientos, aquellos se disuelven suavemente con el paso de las horas; el tiempo cobra su estadía en mí. Abatida, perdida dentro la brújula de mi vida, empiezo a imaginar posibles y aventuradas tragedias llenas de autodestrucción. El dolor alivia un poco mi alma vagabunda, si algo me ha enseñado el dolor es a sentirme más viva…

Respiro. Inhalo esperanzas, suspiro recuerdos a blanco y negro, recuerdos aglomerados en la melancolía de mi memoria, exhalo ganas, ganas de luchar, de reinventarme un mundo, un nuevo espacio donde mis caminos comulguen a mi favor, en donde los sueños no son únicamente un largometraje nocturno…

Aquel lugar, mi conciencia y yo seremos uno solo, un universo lúcido, bañado de color. Tomar conciencia es mejor que cualquier trago de licor, sin embargo con unas cuantas botellas ingeridas he vuelto a nacer en medio de tanta mierda reprimida.

Me pesa menos la vida cuando la agonía de mi existencia es derrotada por la resaca. Vomito mis demonios exiliados en mi interior, hago una tregua con la tranquilidad.

La vida no será del todo bella pero es mi puta y con ella hago lo que yo quiera.

2 comentarios sobre “La vida es mi puta y yo hago con ella lo que quiera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s